Buscar este blog

martes, 2 de noviembre de 2010

Aquí llegó lunita.




El domingo por la noche llegó para quedarse. La verdad es que nunca me gustaron los gatos y menos dentro de la casa; y tengo una gata que vive en el garaje y se pasea muy oronda por toda la casa; ironías de la vida.

Como buena madre malcriadora que soy, no pude resistir el puchero de mi hijo cuando me rogaba que la aceptemos y no puedo dejarla en el patio porque es muy chiquita y homero, el perro, la devoraría como si fuera un bocadito. La verdad es que se hace querer, no se, espero no arrepentirme más adelante...

4 comentarios:

Miss Salta dijo...

y sí nena, más de una vez vas a querer masacrarla, pero al final vas a terminar riéndote de lo que hace...yo siempre detesté a los gatos, pero te aseguro que Mermelada me pudo...

Mara dijo...

Jeje caíste en sus garras! Yo amo los gatos, en realidad amo todos los animales, pero los gatos son mis más preferidos, mi chicos a la gata la vuelven loca, y ella es una divina.
Vas a ver que se van a terminar enamorando todos de ella!

dalo dijo...

Hola chicas! Todo el mundo me dice lo que ustedes y la verdad es que ya no puedo dar marcha atrás, es parte de la familia y como tal , la queremos!

Ju@nita*** dijo...

Si nena es verdad, yo tambien detestaba a los gatos, hasta que llego blanquita y con premio, ahora tenemos dos, madre e hija y estamos mas que felices!!