Buscar este blog

sábado, 20 de noviembre de 2010

Hoy
 A pesar de mi vuelta a la comida liviana, estoy tan contenta porque ya todo está bien, que siento como si nuevas energías habitaran en mí.  Agregué un estante en la cocina, cambié todos los muebles de lugar; ( según el feng shuei esto es muy bueno); y estoy reciclando un mueble para Ema que compré en un remate. Aunque parezca algo trillado, el que dijo que la salud es el bien más preciado, tenía razón.
Ayer

2 comentarios:

Paula Visne dijo...

ooooh! quedo divino!
to, despues de la operacion por los calculos y la vesicula empece, postamente, a pensar que lo mas importante es la salud, y hoy, casi 4 años despues ... lo sigo sosteniendo!
(a mi me quedo cagazo con los huevos y el chocolate, me re mido cuando los como!)

me alegro un monton que vos te sientas mejor porque en serio es importantisimo!

dalo dijo...

Hola Paula, vos sabés que aunque esté mejor, creo que lo que voy a evitar cada vez que me sea posible, son las frituras. Si algo bueno tuvo esta experiencia, es que aprendí a comer sano.