Buscar este blog

viernes, 26 de noviembre de 2010

Navidad, dulce navidad.

La navidad provoca en mí, sentimientos encontrados; por un lado me maravilla la inocencia de mis hijos y el espíritu festivo que los invade, aunque a veces me vuelvan loca!!!! Por otro lado , para esta época es cuando más extraño a mi querido viejo, el era un gran "disfrutador" de estas fiestas y su ausencia se hace notar y mucho. La parte más frivola de mi alergia festiva es la marketinera:
Árbol de navidad: Detesto tener en el living de casa semejante mole llena de cachivaches. ¿Hay necesidad? Si lo discreto y minimalista jamás va a pasar de moda.
Papá Noel: Con todo respeto a quien lo venere, pero en la provincia de Santa Fe, para estas fechas, la temperatura llega a más de cuarenta grados. Ver a ese honorable anciano con su gorro de lana, esa chaqueta tan monona y abrigada y la super barba peluda; hace que todo mi cuerpo genere una especie de salpullido insoportable de tolerar.
Regalos:Me considero una persona generosa a la hora de regalar, pero me muero de odio cuando paso horas; (bueno, no tanto); de mi tiempo buscando un obsequio especial y la persona en cuestión; ( mi señora madre);  cuando llega la hora de abrirlo, me dice: " No te hubieras molestado, si sabés que yo solo quiero cariño, además eso ya lo tengo, o no me sirve, etc, etc...". Hablando de mi madre....
Parientes: Hay gente de la que se puede prescindir en estas fiestas, como las tías molestas o las primas envidiosas; pero también hay una sub especie de la que como nos queda algo de corazón, no podemos librarnos, los parientes primarios, cuñada/os, MADRE, suegra pero no tengo, etc. Como me gustaría tener plata y tiempo para escaparme con marido e hijos al Caribe y volver el 2 de enero. Año nuevo, vida nueva!!!
Por supuesto que como mi casa es una monarquía, donde el rey y la reina tienen 10 y 4 años, el árbol de navidad va a ser el másss grande, sus adornos van a  verse desde Buenos Aires y donde va a estar ubicado??? Por supuesto, en el mejor y más visible lugar del living.
http://www.decoratualma.blogspot.com/
Por mi parte, voy a conformarme con una decoración navideña más acorde a mis gustos, como la de la foto; que pondré en un modesto rinconcito de la salita donde miramos tele.Que no se note que en casa mandan los niños!!!

4 comentarios:

Mara dijo...

Nuestro árbol es mini, pero mini-mini, creo que es más petiso que Josefina, lo compramos cuando Polo tenía casi 2 años, así mini para que él lo pudiera armar, y ahí seguirá aguantando el mini eh!
Ese útlimo es un encanto!!!

dalo dijo...

Así me gusta a mí, sencillo y sin pompas. Yo sostengo que mi viejo debe haber encarnado en alguno de mis hijos, porque no se de quien heredaron esa aparatosidad que tienen para festejar. Te envidio el mini árbol.

perica dijo...

buen resumen. yo tambien tengo sentimientos muy encontrados. siempre fantaseo con huir para es afecha y despues no me animo.

dalo dijo...

El año pasado para año nuevo con marido y los niños nos fuímos a comer hamburguesas a la costanera de Santa Fe. Es el máximo escape que tuvimos, y la pasamos genial. Hace un par de años pasamos año nuevo en una estacion de servicio de Rosario, mi hermano estaba de viaje y nos había prestado el departamento.